Comunicación de la Unión de Afectados y Afectadas por Texaco en Ecuador a la Fiscal de la Corte Penal Internaciona

La comunicación, equivalente a una denuncia en los foros nacionales, contiene los hechos que se están produciendo en este momento y explica cómo las decisiones tomadas en el seno de compañía Chevron corporation revisten las características de un ataque generalizado y sistemático contra la población civil de la Amazonía ecuatoriana.

Eduardo Toledo fue el redactor del documento con el que activamos el proceso previsto en el artículo 15 del Estatuto de Roma (Convención que regula el funcionamiento del Tribunal), nuestro jurista a través de una interpretación evolutiva del marco legal internacional nos ayudó a fundamentar técnicamente nuestra pretensión de endilgar la debida responsabilidad penal por delitos de lesa humanidad a los miembros de la empresa por mantener intencionadamente los daños en la región.



CAMPAIGN OBJECTIVES

Esta acción estuvo enmarcada en un proceso de lucha que lleva 23 años, y en una estrategia global de litigio nacional e internacional, apuntamos decididamente a que se activara el proceso de investigación en la Corte penal internacional y que de esta manera se le diera visibilidad a la situación que viven los pobladores del Oriente ecuatoriano.

Asimismo, de modo complementario, tratamos de incluir en la agenda internacional de los Derechos Humanos el problema que representan las violaciones graves realizadas por empresas transnacionales y como se encuentra asegurada su impunidad en el sistema de Derecho internacional actual.

HOW THE OBJECTIVES WERE ACHIEVED

El 24 de octubre se presentó la comunicación en la Fiscalía de la Corte penal internacional, a partir de ese momento se puso en marcha un proceso de apoyo mediático que puede ser consultado en distintos sitios de internet. Para lograr la apertura de la investigación, lo cual todavía no ocurre, hemos respetado la política de objetividad del órgano de la CPI y no realizamos ningún tipo de presión personal.


Sin embargo, nuestra acción generó que otros actores de la Sociedad Civil notaran este nuevo camino para denunciar las violaciones de los Derechos Humanos. Desde entonces seguimos recibiendo invitaciones a foros de discusión en los que pudimos ampliar nuestro espectro de influencia y difusión de los hechos sufridos por los pobladores del Oriente Ecuatoriano.

Finalmente, logramos que nuestro caso sea motivo y razón de discusión de los parámetros actuales de la responsabilidad penal de las personas jurídicas.

CAMPAIGN INNOVATIONS

Nuestra denuncia es la primera en su clase, nunca antes en la CPI se había caracterizado un delito a través de hechos de contaminación ambiental.


La comunicación plantea que en la actualidad los ataques en los que se producen las masacres no tienen las características clásicas, por el contrario la creación de un espacio vital contaminado, el hostigamiento de los pobladores de una región, o lo que es aún peor, el mantenimiento indefinido de condiciones violatorias a los Derechos Fundamentales hacen que este conjunto de acciones constituya un crimen contra la Humanidad en los términos del Estatuto de Roma.

CAMPAIGN IMPACT

Lo más importante fue que pudimos plantear los daños sufridos por las víctimas que represento desde otra perspectiva, con la posibilidad que estos no queden impunes ante la gravedad que revisten. Atento a que el proceso ante la Corte penal internacional todavía se encuentra activo debo resaltar que nuestra acción se convirtió en un ejemplo señero de la relación que existe entre las violaciones a los Derechos Humanos y el Derecho penal internacional.


El primer avance se produjo con la respuesta de la Fiscalía que siguió a nuestra acción y a partir de esta seguimos contacto para proveer los elementos de prueba para que sea admitida la investigación.

Esto nos da esperanzas y nos genera la obligación de llevar adelante nuestras demandas de Justicia.

Luego, todo el equipo legal asistió a eventos en los que explicó a víctimas de otras latitudes como hacerse oír ante foros internacionales y tribunales internacionales.
https://vimeo.com/128787874
https://vimeo.com/128787874

CHALLENGES FACED

Entendiendo que existe la posibilidad de que la CPI no investigue el crimen contra la humanidad que hemos llevado a sus estrados, estamos preparados para identificar y denunciar públicamente las causas de este fracaso. Lamentablemente, la normativa actual vigente no permite investigar ni sancionar delitos de lesa humanidad que hayan sido cometido por corporaciones, o personas jurídicas de los ordenamientos nacionales y sabemos que protege a sus funcionarios a través del velo societario.
Desde que presentamos la comunicación peleamos por instalar la discusión de la responsabilidad penal internacional y su relación con la protección de la naturaleza. En este escenario movilizaremos todos nuestros esfuerzos hacia el trabajo que realizan infinidad de grupos que pretenden que se modifique el Estatuto de Roma, o se cree un nuevo sistema de justicia internacional ambiental.
Todo esto con el objetivo de brindar las respuestas sistémicas acordes a las necesidades de las poblaciones vulnerables.

LESSONS LEARNT

Al iniciar esta acción no sabíamos cuál sería el impacto final, recibimos con gran sorpresa y orgullo la respuesta de muchas comunidades afectadas por ataques generalizados como el que muy bien conocen los 30.000 afectados y afectadas del Oriente ecuatoriano.
Aprendimos que el trabajo profesional e innovativo para crear nuevos institutos jurisprudenciales no basta, seriamente pensamos que estamos empujando los límites del sistema penal internacional. Poco a poco nos hemos dado cuenta del poder real que poseen las corporaciones y de su capacidad de lobby en los foros internacionales.
Por el contrario, hemos logrado unirnos con otros actores que representan las necesidades de millones de personas alrededor del planeta y que están exigiendo a las autoridades una respuesta clara: eliminar el sufrimiento injustificado creado por la avaricia y el Poder.
Como conclusión, hemos adquirido fuerzas de todos los que nos acompañan en esta batalla absolutamente desbalanceada y desproporcionada.